Las fachadas de Dublin destacan por sus coloridas puertas que hacen contraste con los oscuros ladrillos que las rodean, y puede que esta sea la razón por la que podemos ver muchos colorees en ellas, sin embargo existen varias leyendas que explican esta peculiar característica.

via GIPHY

Un acto de rebeldía

Se dice que pintar las puertas de colores fue un acto de rebeldía después de que la reina Victoria mandara pintar todas las puertas de negro tras la muerte del príncipe consorte Alberto en 1861.

via GIPHY

Evitar confusiones

Aunque esta leyenda no tiene mucha credibilidad, hay quienes cuentan que un hombre en estado de ebriedad mató a sus esposa y a su amante cuando los encontró en su cama, pero a la mañana siguiente se dio cuenta que en realidad había asesinado a sus vecinos.

Así que para evitar estas confusiones la gente comenzó a pintar sus puertas de diferentes colores.

via GIPHY