El Síndrome de ovario poliquístico (SOP) es un desequilibro de las hormonas sexuales femeninas. Este padecimiento puede tener varios efectos como acné, vello excesivo o subir de peso repentinamente.

Y el último punto, aunque sea frustrante, desafortunadamente es completamente normal. Las chicas con SOP casi siempre dicen que NO pueden bajar de peso, cuando en realidad sí es posible, sólo que increíblemente difícil. Estos son algunas de las razones por las que se complica la pérdida de peso:

Tu metabolismo es muy lento

El ritmo del metabolismo es más bajo que el normal. Para entenderlo mejor, las chicas con SOP necesitan 400 calorías menos en su dieta AL DÍA que aquellas que no sufren de este síndrome. Todo esto para evitar el exceso de calorías que resulta en una acumulación excesiva de grasa.

Tu cuerpo acumula más grasa

Cuando una mujer sin SOP se levanta, quema grasa para tener energía hasta que desayuna. Desafortunadamente, la mujer con SOP NO quema grasa en la mañana, lo que hace es programar su cuerpo para GUARDAR esa grasa.

Las hormonas de hambre se activan de más

Cuando padeces SOP, las hormonas que regulan el hambre y sensación de saciedad, como la grelina y la leptina, no están al 100. Esto quiere decir que es más probable que sientas hambre cuando tu cuerpo ni siquiera necesite comida.