La ganadora de la edición 66 del certamen de belleza Miss Universo fue la sudafricana Demi-Leigh Nel-Peters, sustituyendo a la francesa Iris Mittenaere, que ganó la edición de 2016, y fue la encargada de entregar la corona.

En esta ocasión participaron chicas de 92 naciones, y por primera vez vimos competir a Camboya, Laos y Nepal. La primera finalista fue la representante de Colombia, Laura González, y el tercer puesto fue para la jamaicana Davina Bennett.

Demi-Leigh de 22 años lleva por segunda ocasión la corona a su país. La primera vez fue en 1978 cuando Margaret Gardiner obtuvo este título.

La nueva Miss Universo recibirá como parte de su título un salario profesional por un año, un apartamento de lujo en la ciudad de Nueva York por la duración de su reinado, un automóvil y otros premios.

En el certamen, México fue representado por Denisse Franco, una joven sinaloense de 19 años, que desea estudiar medicina y especializarse en ginecología.