Muchos tenemos el sueño de descubrir lugares nuevos, pero la triste realidad es que viajar cuesta pero con el plan estratégico adecuado podrás lograrlo sin pedirle prestado a nadie (ni al banco).

A continuación te presentamos en qué cosas podrás ahorrar más:

El destino
Elije países y ciudades donde te pueda rendir más el dinero.

La comida
Si el hotel o el hostal donde te hospedas ofrece desayunos, aprovéchalos. Y si bien comer también es parte de la experiencia, no tienes que comer tres veces al día en restaurantes.

Viaja en temporada baja
Aunque en verano pudieras conocer a más personas (turistas principalmente), en los meses de octubre y abril encontrarás destinos casi exclusivos para ti. Además los boletos de avión y hospedaje bajan sus precios.

El transporte
Si tu viaje es largo, lo mejor es investigar con tiempo los precios de sus paquetes semanales o mensuales de transporte público y aventurarte a usar el autobús o el metro.