La comediante estadounidense Kathy Griffin causó una gran polémica por haber posado para una foto donde aparece sosteniendo la cabeza que simulaba ser la del presidente, Donald Trump.

griffin-trump

Griffin protagonizó la sesión del fotógrafo Tyler Shields, la cual desató la ira de las redes sociales y del presidente quien no dudó en hacer uso de su cuenta de Twitter para externarlo: “Mis hijos, especialmente mi hijo de 11 años, Barron, quedaron muy impactados con esto ¡Qué enfermo!”.

Por su parte Griffin publicó un video en Twitter ofreciendo disculpas e informó que ya había bajado la fotografía, al igual que el fotógrafo. “Me disculpo sinceramente… soy comediante, me pasé de la raya, fui demasiado lejos. La imagen es muy perturbadora. Entiendo cómo ofende a la gente. No fue chistoso, lo entiendo. He cometido errores en mi carrera, lo seguiré haciendo. Les pido que me disculpen. Les ruego que me perdonen, fui demasiado lejos y estuve mal”.

A pesar de su disculpa la conductora perdió su trabajo de una década como copresentadora del programa de la víspera de Año Nuevo de CNN.

CNN, que calificó estas imágenes como “repugnantes y ofensivas” y anunció que no volverá a invitar a la humorista al especial transmitido en vivo desde Times Square en Nueva York.