Winona Ryder tenía solo 16 cuando se estrenó Beetlejuice (1988), la comedia sobrenatural protagonizada por Michael Keaton. Lydia Deetz, fue su primer papel protagónico y el que marcó su carrera y su vida personal, sobre todo en sus días de escuela.

beeltle

“Recuerdo que pensé. Ohh Beetlejuice es la película número uno. Esto hará que las cosas sean geniales en la escuela, pero en realidad las cosas solo fueron a peor. Me llamaban bruja”, confesó Ryder en entrevista para la revista Marie Claire.

En ese entonces, la joven actriz se encaminaba a la cúspide de su carrera profesional, y a pesar de que en la escuela sufriera bullying por haber interpretado a la joven gótica en uno de los clásicos de Tim Burton, Winona siempre tuvo el apoyo de sus padres.