Hay zonas del cuerpo que en el jugueteo previo al sexo son importantes para estimular la excitación, ya que nos pueden provocar sensaciones en todo el cuerpo y no estamos hablando de las que cualquier persona podría pensar como los senos.

A continuación, te presentamos las zonas que la mayoría olvidamos pero que poniéndoles atención nos pueden proporcionar mayor placer:

Pies y tobillos

La especialista Holly Richmond habla del procesamiento de abajo hacia arriba y que consiste en sintonizar el cuerpo antes de centrarte en los pensamientos que suceden en la mente, por eso los pies son el mejor lugar para que comience la presencia corporal y la conciencia.

Además, si te enfocas más en el placer, en lugar de ir directo a los genitales, puedes expresarte más sexualmente con tu compañero.

Interior del muslo

Generalmente la parte interior de los muslos se salta porque está muy cerca de los genitales. Pero en esta zona hay un sinfín de terminaciones nerviosas que rara vez se tocan en el día a día. Puedes tocar el interior de tu muslo sola o con tu pareja en los juegos previos.

La cara

No solo es maravilloso que acaricien nuestra cara, sino que, por lo general, si alguien te acaricia la cara, te mira a los ojos. El contacto visual es la clave de la empatía y la empatía puede ser increíblemente poderosa para ayudar a las parejas a sentirse conectadas.