Pocos juguetes han marcado toda una generación por su popularidad, tal es el caso del Tamagotchi, una combinación de mascota virtual y llavero que marcó a la gran mayoría de la generación millennial.

Este revolucionario juguete nació en Japón en 1996, gracias a Aki Maita, una japonesa de 31 años que trabajaba para Bandai.

Antes de que saliera a la venta, Aki regaló 200 prototipos a quinceañeras a cambio de que le ayudaran con una encuesta y resultó un éxito. Gracias a esto desde 1996, se han vendido hasta 47 tipos de tamagotchi diferentes.

El tamagotchi fue el primer desarrollo de un vínculo emocional con una máquina.

Y aunque su éxito fue durante los 90s, este artículo está de regreso en México, la mala noticia es que ya se encuentra agotado a travésde Liverpool. com.