Uno de los momentos más esperados de la premiación de los Golden Globes fue cuando se anunció quien se llevaría la presea de Mejor Director y Mejor Película Extranjera, momento en el que México se puso de pie ante su logro, ya que como lo auguraban los pronósticos, Alfonso Cuarón, el cineasta oriundo de la CDMX, se llevó el premio, incluso ganándole a Bradley Cooper con a “Star is Born”. Durante su discurso agradeció principalmente a las dos actrices protagonistas del filme, Yalitza Aparicio y Marina de Tavira, por supuesto sin dejar a un lado el agradecimiento a nuestro país, el cual denominó “el laboratorio donde se forjó”.

About The Author

Related Posts

Leave a Reply