La Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) aprobó las reformas que penalizan a las personas que traten de tomar fotografías o videos de índole sexual a mujeres, sin su consentimiento y serán condenados de uno a tres años de cárcel.

Además, la pena incrementará en caso de que se trate de alguna relación jerárquica, ya sea de relaciones laborales, docentes y domésticas, además si se realiza en vía pública o en algún servicio de transporte.

Esta era una medida necesaria, ya que al día tres mujeres acuden a la Procuraduría para denunciar que se les han tomado fotografías sin su consentimiento.

Ahora, el fundamento legal está asentado en los artículos 177 Bis y 179 del Código Penal del Distrito Federal.

Leave a Reply