Si has intentado hacer dietas mil veces, pero al final terminas cediendo a los antojos y renunciando a tu propósito sin ver resultados, te tenemos buenas noticias: hay otras formas menos radicales con las que puedes controlar tu peso e incluso bajar poco a poco.

Mastica lentamente
Tu hora de comida es una parte muy importante del día, necesitas estar concentrada en lo que estás haciendo y olvidarte de trabajar o del teléfono. Hay estudios que comprueban que si masticas cada bocado unas 40 veces, tendrías menor nivel de sobrepeso que los que mastican 15 veces.

El desayuno es la comida más importante
En las mañanas, asegúrate de haber desayunado algo rico y nutritivo. Si te sales sin comer nada, seguramente en tu camino te encontrarás con mucha comida chatarra que se te antojará.

Toma mucha agua
El agua natural no solo te ayudará a estar hidratada, también puede hacer que controles tu hambre.

Come porciones pequeñas
Sirve tus comidas normales en un plato pequeño con el que seguramente acabarás satisfecha. No tienes que morirte de hambre o comer cosas que no te gustan, con este truco estarás consumiendo el 22% menos de calorías en el año.

Camina
Después de comer, da una caminata, unos 10 minutos a paso constante te ayudarán a que tu organismo comience con el proceso de digestión. También te ayudará a sentirte con más energía durante el día.

Cuida la despensa
Cuando vayas al super, evita comprar alimentos llenos de calorías, cambia ese cereal dulce por uno integral con fibra, evita las galletas y el pan dulce y mejor compra frutas y nueces para tus antojos.

About The Author

Related Posts

Leave a Reply