Según el International Journal of Sexual Health, existe un fenómeno denominado disforia postcoital, mejor conocido como depresión post sexo. Que consiste en que aún después del mejor orgasmo de tu vida, puede llegar a ti un sentimiento de tristeza que va desde unos segundos de vacío hasta varias horas de melancolía sin razón aparente.

Esto se da porque el orgasmo es un cóctel de hormonas y después del primero no puedes decirle no a otro, esto se debe a que dopamina, endorfinas y oxitocina que trabajan en conjunto para aumentar tu buen humor al máximo, pero como es natural, todo lo que sube tiene que bajar.

depre

Después de que las hormonas del amor se dispersan y tu mente regresa a su estado normal, puedes tener la impresión de tristeza, la cual, según Brian Bird, Robert Schweitzer y Donald Strassberg, científicos del fenómeno, le sucede al menos a 10% de las personas una vez en la vida.

Aunque este síntoma es más común de lo que creemos, no significa que debamos dejar pasar. Es importante identificar si el asunto se trata de algo más que una simple confusión biológica.

Cuando la sensación no desaparece en varios días, o experimentas miedo o ansiedad antes y después de tener relaciones, el problema puede ser más profundo y es aconsejable buscar la ayuda de un experto.

About The Author

Related Posts

Leave a Reply