gioconda

En el Museo de Louvre, en París, se encuentra el famoso cuadro de la Mona Lisa, esa mujer con la “sonrisa misteriosa” que aguanta el paso del tiempo a pesar de la afluencia diaria de turistas que buscan descifrar alguno de los enigmas que guarda en el lienzo.

La obra, también conocida como La Gioconda, pintada por Leonardo da Vinci, entre 1503 y 1506. Se trata de una mujer misteriosa cuya identidad estuvo escondida durante siglos. Sin embargo, una simple nota en uno de los manuscritos del pintor italiano develó uno de los mayores secretos de la historia: la musa era Lisa Gherardini, una noble florentina que posó y así se convirtió en una de las mujeres más famosas del mundo.

gioconda1

El 18 de enero de 2007, fue confirmada la existencia histórica de esta mujer, gracias a una investigación encabezada por el experto Giuseppe Pallanti, quien encontró su “registro de muertos” en el Convento de Santa Úrsula, donde paso los últimos años de su vida y que actualmente se encuentra en ruinas.

Se dice que Leonardo da Vinci nunca consideró su obra terminada, por lo que se negó a entregarla al cliente, aunque en su época reconoció que tenía una gran predilección por ese retrato. De hecho, lo llevaba consigo en sus viajes, y a menudo pasaba largas horas observándolo en busca de inspiración.

Leonardo utilizó una técnica llamada “sfumato”, en la que los suaves colores y contornos se funden en una sombra indecisa. Además, tiene “efectos ópticos” por la ubicación de los ojos de la joven y su sonrisa discreta. Hay quienes dicen que se sienten que son observados por ella, desde cualquier posición del que la miren.

About The Author

Related Posts

Leave a Reply