El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, convertirá los viernes en “días no laborables” para los empleados públicos durante los meses de abril y mayo, para enfrentar la crisis energética generada por la sequía que afecta a la represa del Guri, de donde ese país consume el 60% de la electricidad.

El gobierno venezolano anunció el decreto especial, con el que las autoridades esperan reducir en al menos un 20% el consumo eléctrico en las oficinas públicas.

About The Author

Related Posts

Leave a Reply