¿Pasillo o ventana? Esta simple pregunta, que nos hacen casi siempre al viajar en avión, puede decir más de lo que crees sobre tu personalidad.

Mientras que algunos prefieren viajar en ventana para disfrutar del paisaje y, sobre todo, para tener un lugar extra donde recargarse, otros prefieren el pasillo debido a que tienen la libertad de levantarse cada vez que quieran sin tener que molestar a nadie.

Pero según información de un estudio realizado por dos psicólogos hay mucho más que esas razones para elegir un asiento en un avión: Los pasajeros que prefieren ir en la ventana podrían ser más egoístas, mientras que los que escogen el pasillo son más reservados.

A los pasajeros que prefieren la ventana les gusta tener el control y tienden a tener una actitud egoísta y poco empática ante la vida, además se irritan con mayor facilidad”. Asegura la Doctora Becky Spelman “Es gente con tendencia a encerrarse en su propia burbuja”.

About The Author

Related Posts

Leave a Reply