Hay personas que han probado un sinfín de dietas que si la détox, la mediterránea, la Dukan o la Atkins, sin embargo, no todas funcionan igual y pareciera que algunas en vez de ayudarnos a perder peso, lo aumentan. Por esta razón un equipo de investigadores se dio a la tarea de encontrar las causas de esto.

Dra. Clemence Blouet de los Laboratorios de Investigaciones Metabólicas de la Universidad de Cambridge en el Reino Unido y su grupo examinaron las neuronas AGRP en el hipotálamo del cerebro y su papel en la regulación del apetito y encontraron que:

Las estrategias para perder peso algunas veces son ineficientes porque el cuerpo trabaja como un termostato y acopla la cantidad de calorías que quemamos con las calorías que comemos. Cuando comemos menos, nuestro cuerpo lo compensa y quema menos calorías, lo que hace que perder peso sea más difícil.

En otras palabras, si hay comida el cuerpo gasta más calorías, si no hay tanta comida el cuerpo activa la “modalidad de ahorro” y nos impide quemar grasa.

Por eso si nuestro objetivo es perder peso necesitamos combinar inteligentemente el ejercicio con el consumo moderado de calorías, no restringirlas de la noche a la mañana.

About The Author

Related Posts

Leave a Reply