Este fin de semana se llevará a cabo el evento más importante de la industria del cine, la entrega 90 de los Oscar, y por tratarse de la premiación de la industria donde surgió el movimiento Time’s Up y #MeToo, derivado de las acusaciones de abuso sexual en contra de Harvey Winstein, podríamos pensar que el código de vestimenta iba a ser igual que los eventos pasados: en color negro, pero no será así.

Las iniciadoras de este movimiento Shonda Rhimes, Ava DuVernay, las actrices Laura Dern y Tessa Thompson, la productora Katie McGrath y la abogada Nina Shaw dijeron que en esta ocasión no habrá un código de vestimenta.

Time’s Up se lanzó en la alfombra roja, pero no fue pensado para vivir ahí“, señaló Rhimes.

Time’s Up ha recaudado 21 millones de dólares para el fondo de defensa legal para víctimas de acoso y seguramente, en los discursos el tema estará presente y seguirá cobrando fuerza.

About The Author

Related Posts

Leave a Reply