En Japón, el té es sinónimo de cultura, arte, tradición ancestral, solemnidad, tanto que el Territorio del Sol Naciente ha desarrollado profundos significados rituales y artísticos en torno a la infusión, los cuales pueden constatarse en la ceremonia de té: cha no yu.

Armonía (wa), respeto (kei), pureza (sei) y tranquilidad (jaku) son elementos fundamentales de la ceremonia japonesa del té, un arte con más de 800 años de antigüedad y hoy considerado uno de los bienes culturales tangibles más importantes de Japón.

El té, igual que muchas otras cosas, fue inicialmente introducido por monjes budistas en el s.IX aproximadamente. Más tarde, y del mismo modo, llega el té verde o matcha que conocemos actualmente como característico de Japón. Así, la ceremonia ha ido evolucionando bajo la influencia del budismo zen.

Japón celebra grandes y largas ceremonias de té, asociadas a épocas y momentos particulares como por ejemplo, la llegada del invierno.

About The Author

Related Posts

Leave a Reply