Esta mañana comenzaron los trabajos de exhumación de más de 100 cuerpos de la fosa clandestina de Tetelcingo, en el municipio de Cuautla, Morelos, que se espera terminen el próximo sábado.

El destape de la zona comenzó con una ceremonia religiosa encabezada por el párroco de Cuautla, Héctor Pérez, organizaciones civiles y la Universidad Autónomo del Estado de Morelos (UAEM), en coordinación con autoridades de la Fiscalía General del Estado (FGEM), de la Procuraduría General de la República, de la Comisión Nacional de Seguridad y la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

Según la fiscalía estatal, hay 116 cadáveres en la fosa, sin embargo, familiares de las víctimas aseguran que son 148.

La exhumación de los restos será el primer paso, después se revisarán sus fichas de identificación y por último se revelarán muestras genéticas de las víctimas.

About The Author

Related Posts

Leave a Reply