La ex candidata presidencial Hillary Clinton regresó ayer por la noche a la entrega de los premios Grammy con un papel que al parecer disfrutó demasiado.

Clinton participó como invitada especial en un sketch cómico con el anfitrión de la entrega, James Corden, en el que supuestamente hacía una audición para la grabación de un álbum hablado del popular libro de Michael Wolff sobre el gobierno del presidente Donald Trum, “Fire and Fury”.

En el video también aparecen personalidades como John Legend, Cher, Snoop Dogg, Cardi B y DJ Khaled.

Clinton ganó el Grammy en 1997 por su audiolibro It Takes a Village.

Sin embargo, no todos estuvieron contentos con la participación de Clinton, el hijo del presidente Donald Trump Jr publicó en Twitter: “leer un extracto de un libro de #fakenews en los Grammys parece proporcionar un gran consuelo tras perder la presidencia”. Según él, cuanto más aparece Clinton en la televisión “el pueblo estadounidense se da cuenta de lo bueno que es tener @realDonaldTrump”.

La embajadora de Nikki Haley también mostró su descontento aunque no mencionó a Clinton. “Siempre me ha encantado la ceremonia de los Grammy, pero ver a artistas que leen el libro ‘Fire and Fury’ la ha matado”, escribió en Twitter. “No arruines la buena música con tonterías sin sentido: algunos de nosotros amamos la música sin mezclarla con la política”.

About The Author

Related Posts

Leave a Reply