Conservar linda y fresca tu piel es un trabajo de todos los días, el cual no te quitará más de 15 minutos antes de dormir y te asegura un cutis saludable.

Lo primero que tienes que hacer sin duda es desmaquillarte bien, asegúrate de que tus pestañas queden libres de rímel y que no haya ni rastro de base o rubor en tus mejillas. Algo que te recomendamos es no utilizar el algodón con el que desmaquillaste tus ojos para desmaquillar los labios o viceversa ya que puedes infectarte.

Cuando hayas terminado con el maquillaje, lava tu rostro con jabón neutro masajeando en forma de círculos y enjuágate con agua tibia.

Finalmente hidrata tu piel con crema en el rostro y cuello, es muy importante que le pongas atención a esta zona ya que si no la humectas con frecuencia puede cambiar de tono y textura.

Ahora sí, ¡esta lista para dormir! Aunque como cuidado adicional y para prevenir líneas de expresión y ojeras puedes hidratar con una crema específica el contorno de tus ojos.

About The Author

Related Posts

Leave a Reply