La violencia sexual es un grave problema social a nivel mundial y se da en diversas esferas de la vida y uno de los sitios donde penaríamos que el índice de abusos sería menor, no lo es, y nos referimos a las instituciones universitarias. Así lo estableció Conxi Fuentes, directora desde la Universitat de Girona, quien ha estudiado muchas universidades catalanas y por medio de un sondeo a los alumnos descubrió algo alarmante.

giphy-89

Ya que el 11% de lo jóvenes consideraron que forzar a una mujer a tener relaciones sexuales no es un abuso sexual y mucho menos violencia de género. Pero el sondeo no quedó ahí, ya que el 2,6%  de las mujeres entrevistadas coincidieron con ese 11% de chicos. ¡ALARMANTE! ¿No creen? En una comunidad estudiada pensaríamos que las bases del consentimiento y la violencia sexual estaría más que establecido.

shutterstock_392556181

Otra cifra preocupante es que dentro de la comunidad estudiantil, tres de cada diez estudiantes entrevistados confesaron ser perpetuadores de violencia sexual. Y el 85% de los casos se da en espacios de entretenimiento nocturno, como bares o fiesta.

giphy-87

De tal manera que la especialista concluye que nuestra generación tiene un mal manejo de las emociones, empleando el alcohol como una herramienta como descontrol y olvidando que la interacción entre dos personas, en cualquier contexto sea de filtreo o no, el respeto debe mantenerse.

giphy-88

Y la gravedad de cada caso, es que los violentadores siempre terminaron justificando sus actos y culpando a la víctima, especialmente por la ropa que portaba. Mientras que la violencia que ejercían iba desde un insulto a las jóvenes que o quisieron estar con ellas al abuso sexual.

 

About The Author

Related Posts

Leave a Reply