El tiempo es algo que no podemos parar y con él vienen cambios naturales en nuestro cuerpo que, si no estamos enteradas, nos caerán de sorpresa y podrían provocar sentirnos emocionalmente confundidas y preocupadas.

Por eso, te mostramos algunas cosas que es muy probable que te sucedan después de los 20’s:

Tu rostro podría afinarse un poco más

Durante la pubertad el colágeno de tu rostro está en un excelente nivel, sin embargo, después de los 20, este disminuye un poco. Podrás notarlo cuando veas que en tu rostro resaltan más tus pómulos y tus mejillas se reducen.

Tus pechos caerán un poco… inevitablemente

Tengas mucho o poco busto, este comenzará a tener una caída que podrás notar cuando te veas sin bra frente al espejo. Esta caída no será algo de lo que te tengas que preocupar, recuerda que literalmente a todas las mujeres nos sucede.

Olvídate de comer muy pesado

Cosas como ir al cine y comer una buena porción de canguil, un helado, chocolate y refresco, ya serán cosa del pasado. Si ahora lo haces, te sentirás terrible durante todo el día. Esto se debe a que tu metabolismo ya no es el mismo de antes y no procesarás de igual manera los alimentos.

Celulitis de un día para otro

Si nunca has sido una mujer que tenga un estilo de vida rodeado de actividad física, prepárate para amanecer un día con celulitis al por mayor.

Prepárate para perder este don

Si siempre has sido esbelta o delgada sin importar cuánto coma, ve considerando que esta cualidad podría jugar ahora en tu contra.

Tus pezones se verán un poco diferentes

La areola podría crecer un poco y oscurecerse. Tampoco es algo de lo que te debas alarmar. No necesariamente le sucede a todas, pero sí a la gran mayoría.

About The Author

Related Posts

Leave a Reply