El Pranayama es un ejercicio de respiración y funciona con los elementos principales del Yoga y tiene como objetivo controlar lo que en Yoga se conoce como “prana”, que significa energía cósmica.

Para practicarla necesitas:

1. Estar en un espacio donde puedas estar tranquilo y sin ruido. Sentarte en flor de loto y tratar de relajarte
2. Siente tu respiración, solo concéntrate en ella.
3. Respira inflando el vientre y exhala desinflándolo lentamente.
4. Bhastrika: 20 respiraciones cortas para dinamizar el ritmo de la respiración.
5. Alternada: Tapa la narina derecha y respira por la fosa izquierda, exhala por la narina derecha y tapa la izquierda. Repite de manera alternada.
6. Respiración cuadrada: 4 segundos de inspiración, 4 segundos de soplar cortado, 4 segundos de expiración, 4 segundos de soplar cortado.

Algunos de los beneficios que lograrás practicándola son:

1. Controlar el estrés
2. Mejorar la digestión y bajar de peso
3. Dormir mejor
4. Mayor concentración y aumento de productividad
5. Rejuvenece la piel

About The Author

Related Posts

Leave a Reply