Una de las grandes deliciosas que podemos descubrir en el amplio bagaje culinario que tiene nuestro país, son los chapulines. Un platillo tradicional de Oaxaca que se ha popularizado en nuestra alimentación, los cuales son perfectos para acompañar un rico mezcal con guacamole y quesillo.

Comiendo Chapulines #chapulines #botana #comidastipicas #raicesmexicanas

A post shared by Pedro Rivera🎤 (@pedroriveramusic) on

Es verdad, no a todos les atrea la idea de comer insectos ya sea por su apariencia, sabor y consistencia. Pero para muchos de nosotros, los chapulines nos parecen un platillo exquisito que tiene un alto valor nutritivo porque son fáciles de procesar para nuestro organismo y nos aporta proteínas.

Por otra parte su valor cultural es inmenos ya que atraen la curiosidad de los turistas, son una importante fuente ingresos para quienes los recolectan y venden. Su sabor ha cautivado tanto que de ser un platillo tradicional oaxaqueño hoy su ingesta se ha popularizado a nivel nacional. Y es así como el sabor de Oaxaca trasciende fronteras, dentro y fuera de México.

Los podemos encontrar en diferentes presentaciones, pero de entrada se preparan tostados y se guisan con limón, sal y chile dándoles un sabor único y se pueden comer solos, en taco, con tostadas, en una tlayuda que es la tortilla de maíz típíca de Oaxaca. ¡Así que no nos queda más que ir a comer unos a nuestro mercado o restaurante predilecto!

Chapulines 🦗

A post shared by Cindy Cordova (@cindyoaxaca) on

About The Author

Related Posts

Leave a Reply