El ácido acetilsalicílico, comúnmente llamado aspirina, se utiliza como medicamento para tratar el dolor, la fiebre y la inflamación. Sin embargo, tiene más virtudes como disminuir ataques al corazón a largo plazo y prevenir ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares y coágulos de sangre.

Y aunque estos son los principales padecimientos médicos que trata, la sustancia también se puede incorporar a tu rutina de belleza para:

1.- Exfoliar labios
En caso de que tengas que los labios resecos o partidos, puedes preparar un exfoliante con aspirinas.

Sólo tienes que triturar 6 aspirinas y disolverlas en un poco de agua junto con 2 cucharadas de azúcar. Agrega también 2 cucharadas de miel y mezcla hasta formar una pasta. Aplica suavemente la mezcla sobre tus labios y frota ligeramente. Enjuaga con agua tibia.

2.- Reparar el cabello dañado
Si tu cabello se ve opaco o muy dañado puedes repararlo con un sencillo remedio a base de aspirina.

Coloca 8 aspirinas en un vaso con agua caliente, disuélvelas hasta formar una pasta y úntala a lo largo del cabello. Deja que actúe 15 minutos. Enjuaga y utiliza un shampoo hidratante, de esta forma el cabello absorberá mejor los nutrientes.

3.- Dile adiós a los pies maltratados
Tritura 6 aspirinas en el jugo de 1 limón. Agrega un poco de agua y haz una pasta; aplícala en las zonas más secas de tus pies, después envuélvelos en una toalla tibia o calcetines calientes y deja reposar la mezcla durante 15 minutos.

Enjuágalos con agua tibia y usa crema hidratante.

About The Author

Related Posts

Leave a Reply