No es causalidad que Donald Trump haya tenido tantas apariciones en la pantalla grande.

Matt Damon recientemente reveló en una entrevista con The Hollywood Reporter que el presidente exigía aparecer en cualquier película cuya producción quisiera grabar en alguno de sus hoteles.

 

 

“El trato era que si querías filmar en alguno de sus edificios, tenías que crearle un personaje en el guión”, explicó el actor.

“Martin Brest tuvo que escribirle un rol en Scent of a Woman, y todos en el equipo lo sabían. Tenías que gastar toda una hora de tu día en una toma estúpida: Donald Trump entra y Al Pacino dice, ‘¡Hola, Señor Trump!’, le tenías que llamar por su nombre. Perdías ese tiempo para obtener el permiso y después podías cortar la escena”. 

En Mi Pobre Angelito 2, decidieron dejar esa pequeña escena y se quedó en la película final:

 

Leave a Reply