Está 4 de agosto Meghan Markle celebró su primer cumpleaños como miembro de la familia real británica.

Y aunque la duquesa de Sussex no festejó con una gran fiesta o un gran viaje como el año pasado, si recibió varios regalos, pero tendrá que regresarlos.

¿Poooor? Bueno la respuesta seguro ya la esperabas, el protocolo real prohíbe que cualquier miembro de la familia real acepte cualquier tipo de objeto o donativo de desconocidos:

“Los regalos ofrecidos por individuos que residen en el Reino Unido y que no son conocidos personalmente por el miembro de la Familia Real deben ser rechazados en caso de duda sobre la propiedad o los motivos del propio donante”.

Al menos, está no es la primera vez que Meghan pasa por algo así, pues en su boda también debió rechazar los obsequios  de los invitados.

Leave a Reply