Policías de Oregón, se transformaron en héroes de una pequeña recién nacida, que dejó de respirar durante una sesión de fotos. Los hechos ocurrieron, dentro de un estudio de fotografía ubicado en un centro comercial, la bebé se encontraba acompañada de sus padres cuando comenzó a ponerse azul.

 No se puede describir lo que es ver a tu hija ponerse azul. Uno no sabe cómo ayudar ni entiende qué demonios está pasando“, expresó Kaylob Harmon padre de la niña.  

Las imágenes captadas por la cámara de vigilancia, muestran a Dan Olson, Jonah Russell y Jonathan Zacharkiw, dos de ellos utilizaron técnicas de reanimación mientras otro le extrajo el líquido de la nariz con un aspirador nasal.

Poco después llegaron paramédicos para llevar a la bebé al hospital, afortunadamente su salud se encuentra evolucionando. 

Kaylon, invitó a los oficiales al hospital ya que quería tomar una foto para que su hija conociera a las personas que salvaron su vida.

About The Author

Related Posts

Leave a Reply