Contrario a lo que comúnmente creemos, bañarse seguido podría ser perjudicial para nuestra salud, debido a que despoja los aceites naturales que necesita nuestra piel. Así lo asegura un estudio realizado por la Universidad de Columbia.

Según Elaine Larson, experta en enfermedades infecciosas y autora del estudio, “la ducha se realiza principalmente por razones estéticas. La gente piensa que se está bañando por higiene o para estar más limpio, pero bacteriológicamente no es el caso”, declaró a la revista Time.

El profesor de dermatología de la Universidad George Washington, Brandon Mitchell, también coincide con Larson afirmando que bañarse diario puede despojar a la piel de sus aceites naturales y alterar la población de bacterias que apoyan el sistema inmunitario.

Por estas razones Mitchell concluyó que la frecuencia ideal de un baño es una o dos veces por semana, siempre y cuando se laven las manos y la ropa. Y en caso del cabello solo es necesario enjabonar cada pocas semanas, en caso de tener caspa u otros problemas en el cuero cabelludo con un par de lavados a la semana es suficiente.

About The Author

Related Posts

Leave a Reply