Una de las soluciones más efectivas para mejorar el aspecto del rostro de los últimos años, ha sido el uso de mascarillas, sin embargo, no todas funcionan igual en cualquier tipo de piel. A continuación te decimos cuál es tu mascarilla ideal según el problema que quieras combatir.

Hidratantes
Estas mascarillas buscan restaurar el balance de la hidratación de la piel, proporcionándoles moléculas de agua a la superficie de la piel. Debes usarlas si tu piel tiende resecarse, especialmente en época de frío.

miel

Exfoliante
Son ideales para remover impurezas de la piel, pero debes escoger la que se adapte a tu tipo de piel ya que algunas pueden ser muy agresivas y te podrían lastimar tu cutis.

Aclarantes
Sus ingredientes contribuyen a deshacerse de las manchas provocadas por el acné o la exposición al sol, sin embargo, algunas pueden provocar mayor sensibilidad a los rayos UV por lo que es importantísimo utilizar bloqueador solar después de usarlas.

aclarnte

Relajantes
Estas mascarillas contienen propiedades anti inflamatorias con ingredientes como manzanilla, las cuales te ayudan a prevenir el acné y la piel seca.

Revitalizantes
La mayoría de estas mascarillas contienen ingredientes como el ácido glicólico que le dan a la piel un efecto luminoso, sin embargo es importante leer bien si los ingredientes ya que si tienes una piel muy sensible puedes llegar a experimentar irritación.

About The Author

Related Posts

Leave a Reply